Odontopediatría


Para la Dra. forero y su equipo cuidar la salud de los más pequeños es nuestra prioridad y lo venimos haciendo desde hace más de seis años , queremos que los niños y niñas de La Garriga crezcan con una boca sana.
Nuestra Clínica Dental Infantil en La Garriga, cuenta con las instalaciones y el personal adecuado para hacer que los niños tengan una experiencia divertida y distendida.

No olvidéis que la prevención en los niños

Clínica Dental Infantil
Dra. Forero en La Garriga


La ortodoncia infantil y juvenil es uno de los tratamientos más comunes ya que ayuda a evitar problemas estéticos y funcionales en la edad adulta.Dentro de la Odontología, la ortodoncia es la especialidad que se ocupa de corregir las irregularidades estéticas y funcionales de la boca.Existen diferentes tipos de ortodoncia con el objetivo de corregir una maloclusión o una tendencia provocada por hábitos anormales como por ejemplo, la succión prolongada del pulgar.
Los traumatismos dentales son más comunes de lo que parecen ya que los niños están expuestos a múltiples caídas cuando empiezan a explorar el mundo que les rodea.

Cuando los dientes temporales sufren un traumatismo, es importante valorar la gravedad ya que un traumatismo severo como una intrusión (luxación del diente hacia dentro) o una avulsión (el diente sale íntegro del hueso) pueden causar serias complicaciones en los dientes sucesores permanentes.

Si el traumatismo ha sido en un diente definitivo es recomendable que se consulte a un odontopediatra lo antes posible para analizar si es posible conservar la vitalidad del diente a través de un tratamiento conservador.

La caries dental es una infección producida por lo ácidos que generan las bacterias cariogénicas al metabolizar el azúcar. Su resultado es la desmineralización de la estructura dental.

Su aparición puede ser muy temprana, incrementándose en la erupción de los dientes de leche aunque es 100% prevenible.

Su diagnóstico se realizar a través de una exploración clínica por lo que se recomienda realizar una primera visita con el odontopediatra durante el primer año de vida para identificar posibles factores de riesgo y las pautas a seguir para evitarla.

La aplicación de medidas preventivas ayuda a reducir las enfermedades bucodentales. Una correcta higiene oral evita la aparición de caries siendo muy importante que el cuidado bucal se convierta en un hábito permanente para el niño.

Habrá que evitar en la dieta diaria la ingesta de azúcares, especialmente durante los primeros años de vida y fomentar una dieta saludable a base de fruta, verdura, yogurt natural y frutos secos.

También habrá que evitar la alimentación nocturna a través del biberón o del pecho materno a partir de la erupción del primer diente o mantener la higiene dental del bebé después de la toma.

ODONTOPEDIATRIA DE 0 A 3 AÑOS

Cuando erupciona el primer diente de leche es aconsejable realizar la primera visita al dentista infantil (odontopediatría). Gracias a esta temprana visita, se puede establecer un programa preventivo para controlar la aparición de caries durante la infancia. Otros factores que se tienen en cuenta en esta fase son la reducción de la lactancia materna después de la erupción del primer diente y el uso del chupete y la succión del dedo, conocidos como hábitos de succión no nutritiva. Su prolongación puede provocar secuelas relacionadas con maloclusiones como la mordida cruzada o abierta en edades adultas.

ODONTOPEDIATRIA DE 4 A 12 AÑOS

Para controlar el riesgo individual de caries, es aconsejable realizar visitas periódicas al odontopediatra durante esta franja de edad. La higiene dental en casa tendrá que estar controlada por un adulto hasta que el niño tenga la suficiente edad motora para realizarlo solo. Habrá que limpiar los dientes 3 veces al día y empezar a utilizar el hilo dental si fuera necesario. Será de vital importancia mantener sana la dentición temporal hasta que se realice el recambio dentario de forma natural. La dentición temporal tiene funciones fundamentales como la masticatoria y el mantenimiento de espacio necesario para los dientes definitivos.

Preguntas frecuentes sobre
salud dental infantil


Las revisiones dentales tienen una gran importancia durante la infancia. No tenemos que esperar a que nuestro hijo tenga un problema bucal para ir al dentista, porque corren un riesgo innecesario de adquirir caries o patologías diversas tanto dentales, como en la oclusión. El objetivo de las revisiones es la prevención.
Las caries, principalmente entre cero y tres años son agudas y evolucionan con extrema rapidez, las revisiones en esta etapa deben realizarse cada seis meses.
Entre los cuatro y los diez años la periodicidad de las revisiones depende principalmente de la dieta, hábitos de higiene bucal, y caries anteriores, es resumen de la historia clínica de cada paciente y pueden variar entre uno y seis meses.
A partir de los diez años la revisión varía entre un mes y un año dependiendo de los mismos factores anteriores.
La prevención contra la caries empieza con una correcta higiene bucal, esto es lo más importante.
También es necesario controlar el consumo de ciertos tipos de alimentos y visitar periódicamente el Odontopediatra.
Además, si el dentista lo cree conveniente se puede utilizar flúor.
Para prevenir la caries en dientes permanentes o definitivos contamos con la ayuda de los sellantes de fosas y fisuras dentales, los sellantes son parecidos a un barniz de uñas que cubre muy suavemente las fisuras de los molares, impidiendo que los restos de alimentos o bacterias penetren a través de ellos.
Con esta técnica ayudamos a evitar lesiones de caries, generalmente se realiza a los seis años cuando salen los primeros molares definitivos, en caso necesario se puede hacer en los demás molares entre los trece y los diez y ocho años.
Si el profesional es un especialista preparado sabrá cómo hacer que la visita sea lo más agradable posible. El odontopediatra está familiarizado con la psicología infantil en cada etapa de su desarrollo.
Si el niño frecuenta la visita del odontopediatra desde la erupción de sus primeros dientes, difícilmente tendrá problemas con el mundo odontológico, si vamos al dentista preventivamente evitamos problemas y hacemos más agradables las visitas.
En caso de que tu hijo ya nos sea tan pequeño tienes que preparar la visita con antelación y evitar que perciba tu ansiedad.
Es aconsejable que un niño que nunca ha ido al dentista y que no tiene información sobre el tema lo experimente por sí mismo, puedes explicarle de camino al odontopediatra que ahora “vamos a visitar un amigo mío que te explicará cuantos dientes tienes”
Con niños mayores tienes que evitar comentarios sobre tratamientos desagradables, de la anestesia dolores etc…
A la primera señal de caries tienes que visitar al dentista para que pueda proceder a su eliminación y restauración del diente afectado.
NO ESPERES!!! La caries no se detiene sola y a medida que avanza el diente de tu hijo va perdiendo estructura sana y como más esperes aumenta la posibilidad de dolor y el tratamiento será más largo, complicado y caro.
Lavar la zona afectada con agua embotellada.
Intentar comprobar si hay movilidad en algún diente.
En caso de pérdida total de una pieza definitiva buscarla.
Solo en el caso de dientes definitivos y de forma inmediata, máximo treinta minutos fuera de la boca se puede reimplantar.
La mejor manera de mantener el diente hasta su reimplantación es en leche, suero fisiológico o agua embotellada.
Si el niño tiene dolor se le puede administrar el analgésico que esté habituado a toamr.
Si sangra intensamente se puede poner una gasa y taponar para parar la hemorragia.
No dejar que el niño haga enjuagues fuertes ni escupir, ni se ponga las manos en la boca.

¿Necesitas un presupuesto personalizado?


Si necesitas un presupuesto personalizado para cualquier tipo de tratamiento, puedes acercarte a nuestras clínicas para realizar una revisión previa. También puedes ponerte en contacto con nosotros telefónicamente.
Estaremos encantados de atenderte.


Contáctanos